Caída comercio internacional se debe descenso precios bienes

Aunque el comercio mundial de mercancías como porcentaje del PIB mundial lleva cayendo cinco años consecutivos, un informe del Bank of America Merril Lynch (BofA) considera que “una parte importante del retroceso del comercio en términos nominales se debe a la caída de los precios de ciertos bienes, más que a una reducción de la cantidad que se comercia”.
Es cierto que el crecimiento real del comercio se ha ralentizado, pero “la desaceleración parece haber sido proporcional a un crecimiento mundial de la producción más débil y no necesariamente a un punto de inflexión en la globalización”, afirma el informe.

Entre 1991 y 2008, el comercio internacional se expandió con fuerza, tanto es así que pasó de representar el 14,3% del PIB mundial hasta el 25,2% justo antes de que estallase la crisis financiera. En la actualidad se calcula que ha podido caer hasta el 21% de toda la producción mundial.

El informe del BofA sostiene que durante los últimos cinco años, las importaciones y exportaciones nominales como parte del PIB han caído en EEUU y se han estancado en Europa, pero en términos reales han crecido en ambas regiones.
En términos de volumen, el comercio ha seguido en expansión desde 2010, aunque a un ritmo inferior al promedio de las últimas décadas.

“Estas discrepancias se deben sobre todo a las fuertes fluctuaciones de los precios del petróleo. Cuando los precios del crudo se dispararon en 2008, el repunte nominal de las importaciones en el primer semestre de ese año fue importante”, según señalan los economistas del banco estadounidense.

Desde 2014, el precio del petróleo ha jugado en contra del valor de las importaciones/exportaciones. Pero además, “el crecimiento nominal del comercio también se ha visto afectado por largos episodios de deflación de productos no petroleros”.

La moderación o incluso caída de precios en algunos bienes comerciables, refleja el cambio de la estructura de producción mundial hacia mercados emergentes, donde los costes de los insumos (tierra y mano de obra) son menores.

La globalización ha permitido que el factor trabajo compita a nivel mundial. señala el informe.

Fuente: Hoy Digital

Deja una respuesta