Asegura guerra comercial entre Estados Unidos y China afectará mercado RD

La guerra comercial entre Estados Unidos y China afectaría a República Dominicana, contrario a lo que aseguran algunos economistas y empresarios, debido a que la pérdida de mercados de los negocios chinos implicaría operaciones de conquista y ampliación de otros mercados, como el local, afectando la producción nacional.

Así lo afirmó el economista Luis H. Vargas, tras indicar que desde el 2014 a enero-abril 2019, República Dominicana ha sumado el colosal déficit comercial de bienes de US$11,773 millones con China; producto de un valor importado (US$12,421 millones) mayor que el exportado (US$647 millones). El economista destacó que las relaciones comerciales bilaterales entre RD y China es una de las más desiguales del mundo, en razón de que la economía dominicana compró más de 19 dólares por cada dólar vendido a China, sin ninguna compensación significativa en inversión directa o financiera y en afluencia de turistas o cooperación exterior.

De acuerdo a los datos ofrecidos por Vargas, el subtotal de los 10 principales productos exportados dominicanos (US$618 millones) a la economía china tabuló 95.42% del total exportado a este país, copando los tres primeros lugares los rubros de los minerales metálicos (US$268 millones o 41.35% de dicha totalidad), el hierro y acero (US$142 millones o 21.91%) y el cobre y sus manufacturas (US$83 millones o 12.84%).

Agregó que el resto de los bienes de exportación ascendió al valor de US$30 millones o 4,58% .

En tanto, que el subtotal de los 10 principales productos importados (US$7,207 millones) de la economía dominicana desde China computó el 58.02%, situándose en los tres primeros lugares de importancia, los aparatos y máquinas (US$2,845 millones o 22.90% de tal total), los reactores nucleares (US$1,924 millones o 15.49%) y los vehículos automóviles (US$646 millones o 5.70%).

Indicó que el restante conjunto de mercancías importadas, adicionó US$5,214 millones o 41.98%.

El economista argumentó que la implantación de una dinámica mercantil bilateral de derrumbamiento de las exportaciones de mercancías con escalonamiento de las importaciones requiere de la reestructuración y renegociación de los mercados exteriores de bienes, servicios y capitales, entre ambos países, sin descartar la aplicación inmediata de medidas arancelarias y no arancelarias, a los fines paliar los perjuicios ocasionados por la afluencia masiva de mercancías chinas al mercado dominicano.

“De aquí la inconsistencia de la retórica propagada de manera sistemática por publicistas económicos y empresarios nacionales en los medios de comunicación domésticos sobre los efectos positivos a la economía dominicana que generaría la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Los hechos observados desmienten categóricamente tal elucubración, a causa de que la pérdida de mercados de los negocios chinos implicaría operaciones de conquista y ampliación de otros mercados, como el de República Dominicana”, afirmó.

Expresó que el alegato de que la importación de las mercaderías chinas contribuye a presión bajista de los índices de consumación y producción, obvia la realidad de la baja calidad mercantil de innumerables productos y el impacto negativo en los circuitos de producción y comercialización de las pequeñas y medianas empresas y en la alimentación y salubridad de la mayoría de la población.

No obstante, dijo que es verdad que la causa de esta problemática radica en la baja capacidad productiva y competitiva del sistema productivo nacional, pero no menos cierto es que la economía local desde hace decenios “ha sido presa de tesis, estrategias y políticas de factura neoliberal lesivas a su agricultura, industria, finanzas y estructura de mercados, con escasas opciones de ejecutar planes de desarrollo sustentable”.

Estrategia

Para el economista la estrategia de liberalización de los mercados externos, como medio de expansión de las actividades productivas, ocupaciones laborales y rentas de empresarios y empleados, ha resultado un fracaso. Hecho reconocido hasta por el coordinador de los programas de competitividad nacional en reciente conferencia dictada sobre la innovación empresarial en Santo Domingo, a la misma vez que defendía la intervención estatal como fórmula de solución a los desafíos presentes y futuros de la nación dominicana.

Por: Amarilis Castro

Fuente: Hoy

Deja una respuesta