La apertura comercial del país ha caído 20%

Desde 1993 a la actualidad la apertura comercial de República Dominicana registra una caída de 20 puntos porcentuales. Esto a pesar de que ahora el país cuenta con un mercado más desconcentrado y con más diversificación de productos.

Este planteamiento lo hace el viceministro de Desarrollo Industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), Juan Tomás Monegro, en su análisis “Dime qué produces, y cómo, y te diré si vendes”.

“¿Somos una economía más abierta ahora que antes? La respuesta es no. A pesar de la desconcentración de mercado y la mayor diversificación de productos, cuando se analiza el coeficiente de apertura llama la atención su tendencia clara a disminuir a lo largo de los últimos 25 años”, establece Monegro en su estudio.

Monegro detalla que en la década de los 90 (siglo pasado) el coeficiente de apertura, que se refiere a qué tan internacionalizada está una economía, se situó en alrededor de un 77%; en la década siguiente (2001-2010) promedió un 67% y en los siguientes seis años que van de la década corriente su promedio fue de 57%. Esto evidencia un menor peso del comercio exterior dominicano en el producto interno bruto (PIB), precisa el autor.

Motivo

“La magnitud de la caída del coeficiente de apertura comercial tiene como explicación a simple vista la incidencia en la estructura productiva de actividades no transables (sin vocación exportadora)”, explica Monegro.

Monegro aclara que hay elementos positivos en cuanto al desarrollo del comercio externo, entre los que cita la diversificación del destino de las exportaciones y la ampliación de la cesta de bienes exportados; la disminución del índice de concentración comercial; entre otros aspectos.

Sin embargo, plantea, que aspectos como la disminución de  20 puntos porcentuales del coeficiente de apertura comercial opacan esos avances e influyen negativamente en el resultado exportador y en la sostenibilidad del crecimiento en el medio y largo plazos.

En este sentido, Monegro señala que la mejor política para el fomento de las exportaciones es desarrollar una oferta de calidad, competitiva y bien articulada a lo interno (encadenamiento productivo) y a lo externo (cadenas globales de valor), desarrollando la industrialización.

“Al fin y al cabo, exporta quien produce bien; y produce bien quien puede. El que no, no. Como quien dice: ´dime qué produces y cómo, y te diré si vendes´”, concluye en su análisis.

Sectores internos:

El viceministro de Desarrollo Industrial, Juan Tomás Monegro, indica en su estudio que en los últimos 25 años República Dominicana ha registrado un crecimiento “hacia adentro”, basado en actividades económicas no transables, principalmente del sector servicios, como el comercio,  el turismo, entre otros.

Sector agropecuario:

Monegro hace referencia también a la baja incidencia, “casi marginal”, del sector agropecuario en el crecimiento. Según indica, a principios de los 90 su participación era de 50% y en el 2016 apenas representó un 6%.

Por: Lilian Tejeda

Fuente: Listín Diario

Deja una respuesta