Afirma marcha afectaría comercio y paz ciudadana

Ricardo Rosario, expresidente de la Federación de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (FENACERD), catalogó de política, inoportuna y perturbadora de la actividad comercial y de la paz la “Marcha por el fin de la impunidad”, convocada por un conjunto de organizaciones para el próximo domingo 22 en la Capital, aunque reconoce el derecho que tienen esas entidades de realizar protestas.

“Ese tipo de actividad en estos momentos resulta peligrosa e inoportuna, porque conspira contra la paz y estabilidad que vive gran parte de la sociedad dominicana”, agregó el reconocido comerciante mayorista de provisiones.

Resaltó que en el país hay muchos problemas, retos que encarar y que requieren la participación mancomunada de los distintos sectores, citando el déficit energético que limita la expansión de las principales actividades económicas.

El expresidente de FENACERD llamó a la prudencia a los organizadores de la marcha del próximo domingo, programada para salir de la intersección de las avenidas Máximo Gómez y 27 de Febrero hasta el Palacio Nacional, a fin de evitar alteraciones del orden.

Por otro lado, Rosario apoyó la comisión de notables designada mediante decreto por el presidente Danilo Medina, para investigar el proceso de licitación, adjudicación y construcción de las dos plantas en Punta Catalina, a cargo de la empresa Odebrechet.

Consideró que los trabajos de esa gran obra energética no se deben detener como consecuencia de las investigaciones a realizarse, sino que por el contrario debería acelerarse para que la obra sea concluida en el menor tiempo posible.

Refirió que según estimaciones de expertos en la materia, esa mega obra ahorraría al país más de 400 millones de dólares al año por concepto de generación de energía.

El representante del comercio organizado en el país dijo que en cuanto a dicha comisión, que encabeza monseñor Agripino Núñez Collado, confía en que cumplirá su cometido por tratarse de personas honorables. Según Rosario, la participación de dirigentes de partidos en la organización de esa protesta evidencia que persigue fines políticos y que se aparta del objetivo enarbolado que es la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Fuente: Hoy digital

Deja una respuesta