Chinchilla pide prestar más atención al Dr-Cafta

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, llamó ayer la atención a los países, como República Dominicana, que son parte del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-Cafta) por las posibles decisiones que tomará el nuevo presidente de esa nación, Donald Trump.

Durante su disertación en el primer Foro Internacional de Liderazgo para la Gestión Pública, Chinchilla para ilustrar la necesidad de un nuevo liderazgo refirió que no ha visto a ninguno de los países que son parte del Cafta hacer cabildeo para preparar los escenarios posibles que podrían crearse a partir de las decisiones que tomará Trump a partir del 20 de enero del próximo año.

Laura Chinchilla, quien fuera artífice de importantes reformas institucionales en Costa Rica entre el 2010 y el 2014 y la primera mujer en ocupar la presidencia de ese país, hizo un recuento de los desafíos que se enfrentan en la región a nivel de la gestión pública.

Indicó que aunque América Latina ha ido creciendo económicamente no ha sido capaz de dar el salto hacia el desarrollo, lo que  atribuyó a la ausencia de un liderazgo responsable capaz de propiciar las reformas estructurales que se debieron hacer en los tiempos de bonanza.

“Ha hecho falta un liderazgo con condiciones un poco diferente a lo que ha existido en los últimos años”, aseguró la exmandataria centroamericana y citando a Carlos Fuentes indicó que América Latina es una región que ha ido creciendo, avanzando pero inacabada, enérgica pero llena de problemas en apariencia irresolubles.

Afirmó que lo que se observa es un devenir histórico errático, lleno de luces y sombras, con mas cabos sueltos que amarrados.

Chichilla consideró como las grandes tareas estructurales  las relativas a la competitividad, la equidad y la gobernabilidad democrática, desafios que consideró muy complejos.

Llamó al liderazgo político a tomar decisiones profundas que se necesitan para dar el salto hacia el desarrollo, no para ser populares sino para ejercer un liderazgo responsable y ético.

Señaló como elementos de “la triada oscura” del liderazgo: el inmediatismo, el populismo y el clientelismo.

Expuso que el inmediatismo nubla la visión estrategica para reconocer las políticas de largo plazo “sembradas” por gobiernos anteriores y darle continuidad.

Destacó, además, los graves daños del populismo a la democracia y sobre el clientelismo, que dijo alimenta el populismo apuntó que genera un “profundo desprecio por la ciudadanía”.

Chinchilla, en su ponencia, sostuvo que en la región se ha creado una “cultura perversa en la gestión pública”, que frena los cambios necesarios a nivel estructural.

La exmadataria costarrisense destacó que es necesario revisar el sistema presidencialista que se aplica en la actualidad e impulsar un nuevo liderazgo que  de prioridad a los reclamos de mayores niveles de rendición de cuenta, transparencia y participación de la ciudadanía.

Luego de concluída su presentación, Laura Chinchilla participó en un panel junto a Miguel Manzi, consultor del PNUD; y José Ramón Pin, catedrático de BARNA.

Por: Patricia Reyes Rodríguez

Fuente: Listin Diario

Deja una respuesta