AIREN exhorta a capitalizar el mercado haitiano en beneficio de República Dominicana

Los sectores productivos de las 14 provincias de la Región Norte están obligados a incrementar su participación en las exportaciones a fin de impulsar un desarrollo sostenible en la zona, que ha de sustentarse en la agropecuaria, la industria, las zonas francas y la agroindustria, expresó Lina García, presidenta de la Asociación de Industriales de la Región Norte (AIREN).

Señaló que ciertamente la región se ha beneficiado del fortalecimiento del sector turístico y que el consumo interno es significativo, pero no suficiente, por lo que planteó como elementos estratégicos para el fortalecimiento de las exportaciones la rehabilitación y expansión del Puerto de Manzanillo, el fomento de encadenamientos productivos y el apoyo de la inversión en el desarrollo de la zona fronteriza, incluyendo inversiones mixtas entre Haití y República Dominicana.

García fue reelecta para un nuevo período al frente de la organización más representativa de los industriales de la zona norte.

Al hablar del desarrollo de la zona fronteriza, la presidente de los industriales del Cibao indicó que se deben “fortalecer las leyes existentes e imitar y apoyar la iniciativa privada enarbolada por el Consejo Económico Binacional Quisqueya. Consideramos clave que desde el sector privado y desde los gobiernos, se apoyen las inversiones mixtas”. Estos son -agregó- instrumentos de política industrial y de desarrollo social, con los ojos puestos en la generación de empleo, en el bienestar social y en los mercados tanto local como extranjero; es decir, esta región tiene que aprovechar mejor las relaciones socioeconómicas con Haití, enfatizó.

La presidente de la AIREN presentó las memorias de sus dos años anteriores de gestión en los cuales destacó el trabajo conjunto con el Banco Popular que desde el 2013 ha impactado, ofreciendo capacitaciones, a las pequeñas y medianas empresas de la región.

También agradeció el apoyo bridado por el Instituto de Formación Técnico-Profesional (INFOTEP) y el Banco de Reservas, instituciones que a través del “Centro de Desarrollo de Empresas Familiares – CDEF” aportaron recursos para familias empresarias de la región dieran el paso hacia la creación de mecanismos de diálogo y consenso, fortalecieran sus empresas y planificaran la sucesión. Hasta el momento 159 empresas han sido alcanzadas de las cuales 21 se encuentran en proceso, a lo largo de 13 ciudades y consolidando 5,791 empleos formales.

Lina García consideró que hay un conjunto de temas clave para el desarrollo regional y nacional, entre los que mencionó la necesidad de concluir el pacto eléctrico y el pacto fiscal, solucionar el problema del transporte de carga para los sectores productivos, la necesidad de revisar la Ley 87-01 y de mejorar algunas de las vías de comunicación de la región.

Fuente: Acento

Deja una respuesta