Exportadores con trabas no arancelarias

La mayoría de los entrevistados en la Encuesta Empresarial sobre Medidas No Arancelarias al Comercio en la República Dominicana, indicaron que perciben mayores dificultades para exportar que para importar, resultando los sectores de alimentos procesados y agrícolas con los mayores niveles de exportadores afectados, en un 70% y 50% respectivamente.

La encuesta fue realizada por la Dirección de Comercio Exterior y Administración del Tratados Comerciales (DICOEX) del Ministerio de Industria y Comercio, en conjunto con el Centro de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) presentaron los resultados preliminares sobre la encuesta.

La directora de la Dicoex, Katrina Naut, quien presentó los resultados de la encuesta, también señaló que en cuanto a los productos manufacturados, la encuesta arrojó que los exportadores de manufacturas básicas y productos químicos, son los más afectados.

En relación a las importaciones, la ropa, los productos químicos, y los alimentos procesados son los más afectados, entre un 46% a un 24%.

De igual manera, Naut explicó que otros asuntos identificados en la Encuesta que limitan el comercio consisten en los procedimientos de evaluación de la conformidad, registro de productos, inspecciones previas al embarque, procedimientos de despacho aduanero, licencias, normas y estándares privados, pruebas, reglas de origen, entre otros.

También citó algunas situaciones que ha presentado la República Dominicana como resultado de algunas barreras no arancelarias impuestas por países socios, las cuales afectan el dinamismo del flujo comercial. Tal es el caso de la medida adoptada por Haití, la cual restringe la entrada vía terrestre de ciertos productos, medida esta que afecta específicamente a la República Dominicana, por ser el único país que hace frontera con dicha nación.

Además de la normativa denominada Reglas de Consideración de los Productos de Cigarros, establecida por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la cual impone una serie de restricciones, asociadas a nuevos requisitos que incluyen cuotas al usuario en el transcurso de tres años a partir de su implementación que oscilan entre US$292,000 a US$411,000, conjuntamente a gastos y costos de registro por producto específico en el mercado, los cuales pudieran ascender a US$100,000, sujetos al proceso de autorización de la FDA.

Y como tercer ejemplo, las medidas adoptadas por Australia, sobre empaquetado genérico para productos derivados del tabaco. La encuesta en una primera etapa se realizó mediante entrevistas telefónicas, y posteriormente, mediante entrevistas en persona con las empresas que manifestaron inconvenientes con las medidas no arancelarias, abarcando al sector exportador e importador de la República Dominicana.

Fuente: Periódico Hoy

Deja una respuesta