Crisis petrolera actual sería peor que la ocurrida en 1986

Con el crudo tocando nuevos mínimos de los últimos doce años, y solo ligeramente por encima de los 30 dólares, grandes bancos alertan que la crisis petrolera actual será peor que la del año 1986 y que el barril tocará los 20 dólares.

En 1986, ante la continua pérdida de cuota de mercado por parte de la OPEP (desde el 39% en 1981 al 29% en 1985), la organización se lanza a una estrategia de recuperar el mercado que provoca la tercera crisis de los precios del crudo.

Los precios se derrumban por debajo de los 10 dólares por barril en 1986 y se mantuvieron entre 13 y 15 dólares hasta el final de los ochenta.

Las cotizaciones del crudo itermedio de Texas, que llegaron a 100 dólares el barril en junio de 2014, han perdido más de 30 por ciento solamente en 2015, y 15 por ciento suplementario desde principios de este año. Y amenazan, según ciertos analistas, con seguir cayendo.

Ayer el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó un 3,08 % y cerró en 30,44 dólares el barril, tras una jornada en la que llegó a cotizar por debajo de 30 dólares por primera vez en más de doce años.

Desde Goldman Sachs, Citigroup a Morgan Stanley, están avisando a sus clientes sobre la que se viene encima.

Las grandes firmas internacionales de inversión también ven cada vez más probable nuevas caídas en el petróleo. Goldman Sachs viene reiterando desde el año pasado que no descartaba un desplome hasta el entorno de los 20 dólares.

Este escenario comienza a ser barajado ya por otros expertos. Los analistas de Morgan Stanley ven posible un nuevo desplome hacia estos niveles, sobre todo si aumentan las presiones derivadas del mercado de divisas. “Una depreciación del 15% del yuan podría desinflar por sí solo el precio del petróleo hacia los niveles de los 20 dólares”, destacan desde el banco estadounidense.

Los expertos de Bank of America-Merrill Lynch tampoco descartan en un informe difundido ayer que el crudo continúe cayendo hasta niveles próximos a los 20 dólares. Eso sí, en su caso apuesta por una notable recuperación durante la segunda mitad de 2016.

La situación ya comienza a sentirse entre las pequeñas y medianas petroleras. Según adelantaba The Wall Street Journal, alrededor de 30 pequeñas empresas petroleras con deudas de más de 13.000 millones de dólares podrían haberse acogido ya a la protección de la ley de bancarrota.

La caída en los precios del crudo ha sido provocada por el exceso de oferta en el mercado, en parte motivada por el boom del crudo de esquisto y el pulso de productores como Arabia Saudí, empeñados en mantener los niveles de producción pese a la baja demanda.

Harold Hamm, el fundador de Continental Resources y uno de los gurús de la fracturación hidráulica, aseguró que “nos encontramos en un contexto voraz”. “Arabia Saudí intenta hundirnos pero no lo han conseguido, es un error monumental para ellos, un error de un billón de dólares”, dijo.

Proyecciones de la producción en Estados Unidos

La Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA) acaba de publicar sus proyecciones de cara al año que acabamos de comenzar. Según su director, Adam Sieminski, la producción de petróleo en el país podría reducirse hasta 700.000 barriles diarios, lo que marcaría “la primera caída anual de la producción desde 2008″. De acuerdo con las cifras , la EIA estima que la rebaja de la producción de crudo será mayor que la prevista este año, con una reducción de 700.000 barriles de crudo diarios frente a los 570.000 barriles previamente estimados.

Fuente: Hoy

 

Deja una respuesta