UNCTAD afirma RD es pionera y exitosa en zonas francas de exportación

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La República Dominicana es uno de los pioneros del mundo en las zonas económicas especiales (ZEE) o zonas francas de exportación de acuerdo a Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por siglas en inglés).

La entidad afirmó que el modelo de zonas francas del país es ampliamente considerado como un éxito, atrayendo Inversión Extranjera Directa (IED) y alimentando el crecimiento económico sostenido desde los noventas.

En su Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2019 la UNCTAD destaca que la ZEE contribuyen a las exportaciones totales en un 55 por ciento de estas y en un 3,2 por ciento para el PIB.

El número de parques industriales ha crecido en un tercio desde 2012, con un total de 73 zonas en la actualidad. La producción en las ZEE se ha diversificado, ya que las exportaciones de productos médicos y farmacéuticos representan más de una cuarta parte del total de las exportaciones, y los productos eléctricos y electrónicos representan aproximadamente la misma proporción (16 por ciento) que la industria tradicional de prendas de vestir y textiles en 2018, indica.

En 2017, las ZEE proporcionaron alrededor de 166,000 empleos directos y un estimado de 250,000 empleos indirectos, la mayoría de los cuales aún eran trabajadores poco calificados (cuello azul, 71%), aunque la proporción de trabajadores técnicos ha aumentado constantemente desde el 2012.

Un número de ZEE está suscribiendo acuerdos de colaboración con universidades locales. La capacitación a través de un programa ofrecido por el Instituto Nacional de Capacitación Técnico-Vocacional y Asociación Dominicana de Zona Franca (Adozona) está llegando a un número cada vez mayor de trabajadores de las zonas económicas especiales. En 2018, el Ministerio de Educación firmó un acuerdo con Adozona y la CNZFE para mejorar la calidad de la educación terciaria, haciéndolo más relevante para las empresas de ZEE.

El Secretario General de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi destacó en el informe que se observa un crecimiento explosivo en el uso de zonas económicas especiales (ZEE) como instrumentos políticos clave para la atracción de inversión para el desarrollo industrial. En los últimos cinco años se han desarrollado más de 1.000 en todo el mundo y, según el conteo de la UNCTAD, al menos 500 más están en trámite para los próximos años.

Indicó que la experiencia de décadas con las ZEE proporciona lecciones importantes para el desarrollo de zonas modernas, entre estas que el diseño estratégico del marco de políticas de la ZEE y el programa de desarrollo es crucial. Pues las políticas de zona no deben formularse aisladamente de su contexto político más amplio, incluidas las políticas de inversión, comercio e impuestos.

Otra lección importante es que los programas de desarrollo de zonas deben tener un enfoque frugal. El P&L de Desarrollo Sostenible enfatiza la necesidad de sostenibilidad financiera y fiscal de las zonas, ya que su impacto más amplio en el crecimiento económico puede ser incierto y demorarse en materializarse. Los altos costos iniciales debido a la sobre especificación, los subsidios para los ocupantes de la zona y las transferencias a los regímenes de la zona de las empresas que ya operan representan los mayores riesgos para la viabilidad fiscal.

Fuente: Acento

Deja una respuesta