Toyota le pide a Trump calma aranceles a autos

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que pide que tome una “decisión cuidadosa y apropiada” sobre si las importaciones de automóviles a ese país son una amenaza a la seguridad nacional, y sobre la imposición de aranceles, para así evitar posibles efectos en la industria.
Toyoda habló en su calidad de presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón.

Consideró que los vehículos importados no son una amenaza y advirtió que las restricciones a la importación afectarían a fabricantes, concesionarios y clientes.

Se “deben evitar” los efectos negativos en la economía de Estados Unidos, y los empleos locales, dijo Toyoda el jueves en un comunicado.

Trump, que amenazaba con cobros del 25 por ciento, recibió el domingo los resultados de una investigación que analiza si los vehículos importados representan una amenaza para la seguridad nacional, la base para imponer sanciones.

Ahora tiene 90 días para decidir si actuar sobre los resultados, que no han sido publicados.

Compañías y gobiernos de Europa y Asia advirtieron a Trump que los aranceles perjudicarían la economía estadounidense y perturbarían la industria automotriz global.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, comenzó la investigación en mayo bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial, la misma disposición que la administración usó el año pasado para imponer aranceles al acero y al aluminio.

La investigación sobre automóviles cubre las importaciones de vehículos, incluso vehículos deportivos, furgonetas y camiones ligeros, así como autopartes.

Unos aranceles estadounidenses más altos junto con medidas de represalia podrían poner en peligro aproximadamente 500 mil millones de dólares de flujos comerciales, lo que representa el 2.8 por ciento de las importaciones mundiales de 2017, dijo Moody’s Investors Service Ltd esta semana.

“Las consecuencias económicas serían significativas, ya que las tarifas de los automóviles perjudicarán la economía mundial al distorsionar los precios y crear ineficiencias”, dijo.

 

 

Por: CHRISTOPH RAUWALD

Fuente: Hoy Digital

Deja una respuesta