Financial Times: Acuerdo se retrasa conforme EEUU y China difieren sobre cumplimientos

  • Beijing quiere que las disposiciones del acuerdo comercial sean “justas e iguales”

Wang Shouwen, el viceministro de Comercio de China, dijo que creía que aún existía buena fe en las negociaciones comerciales con EEUU, a pesar de las inquietudes en ambos lados del Océano Pacífico. Dijo en conferencia de prensa que los negociadores estaban en contacto “día y noche” y estaban haciendo “esfuerzos extraordinarios” para finalizar un pacto.

Después de que Donald Trump anunció a fines de febrero que estaba cerca de un acuerdo con Xi Jinping, se elevaron las expectativas de que los detalles finales podrían resolverse rápidamente a tiempo para una cumbre en marzo en el resort de Mar-a-Lago del presidente estadounidense. Pero eso ha resultado más difícil de lo esperado.

Ahora parece probable que cualquier acuerdo llegue en abril o más adelante, según personas informadas sobre las conversaciones, debido a las preocupaciones sobre la aplicación de las obligaciones.

El gobernador del banco central de China, Yi Gang, dijo que las dos partes habían discutido las preocupaciones de EEUU de que Beijing ha implementado la manipulación de la moneda y reiteró sus promesas de que China “no usará la moneda para lograr objetivos competitivos, para aumentar las exportaciones chinas ni como un instrumento en las fricciones comerciales”.

Sin embargo, uno de los temas más espinosos en las conversaciones es el mecanismo de cumplimiento exigido por EEUU para garantizar que China cumpla con sus compromisos.

A principios de este mes, Robert Lighthizer, representante de Comercio de EEUU, dijo que las quejas de que China no estaba cumpliendo con los compromisos tendrían que resolverse a través de una serie de reuniones entre funcionarios de alto nivel. Pero si esto todavía era insatisfactorio, EEUU tomaría medidas “proporcionales” pero “unilaterales” contra China, reactivando la amenaza de los aranceles. Los funcionarios chinos quieren asegurarse de que no serán objeto de un castigo injustificado por parte de EEUU.

Wang dijo que las disposiciones de aplicación deben ser “bidireccionales, justas e iguales”, permitiendo a China actuar con sus propias tarifas de represalia si siente que Washington está reaccionando exageradamente.

Mientras tanto, todavía hay incertidumbre sobre la naturaleza y la escala de las concesiones ofrecidas por China con respecto a algunas de las cuestiones clave planteadas por EEUU, incluyendo su uso desenfrenado de los subsidios industriales; la transferencia forzada de tecnología de las empresas occidentales para fomentar su propia innovación; y el robo y el robo cibernético de la propiedad intelectual de EEUU.

China espera lograr una eliminación, al menos, de todos los aranceles impuestos durante el año pasado por la administración de Trump sobre US$250 mil millones de importaciones chinas, pero parece que Lighthizer todavía no se ha comprometido a hacerlo.

 

Fuente: Diario Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *