México plantea calendario Nafta más veloz EEUU

El diplomático de más alto rango de México dijo que el país espera que las conversaciones formales para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) comiencen a mediados de año y terminen en diciembre, proyectando un calendario más ambicioso que el propuesto por el principal funcionario comercial de Donald Trump.

De acuerdo con las conversaciones con la Casa Blanca, México pretende iniciar las negociaciones formales por el Nafta a fines de junio o principios de julio, dedicar varios meses a trabajar y completarlas hacia fin de año, dijo el secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray en Washington después de reunirse con los asesores de Trump el jueves. El miércoles, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, declaró en una entrevista con Bloomberg TV que las negociaciones comerciales probablemente comiencen a fines de 2017 y que espera que no duren mucho más de un año.

Si las conversaciones por el Nafta siguen el camino que plantea Ross, la incertidumbre sobre el destino del acuerdo probablemente planee sobre las elecciones presidenciales mexicanas de julio de 2018, lo que podría agravar la preocupación económica, sobre todo si pareciera que el acuerdo va a fracasar. El partido gobernante del presidente Enrique Peña Nieto y Videgaray probablemente reciba presiones y críticas del candidato populista opositor Andrés Manuel López Obrador, que supera a sus posibles rivales en las primeras encuestas. Las leyes mexicanas impiden que Peña Nieto se presente a la reelección.

“Quiero ser preciso, y esto se basa en las conversaciones que hemos tenido hoy en la Casa Blanca: los dos países están llevando a cabo sus propios procesos para estar en condiciones de iniciar el diálogo comercial formal hacia fines de junio o “posiblemente a principios de julio”, dijo Videgaray en una conferencia de prensa en la Embajada de México. “México solo aceptará cambios en un acuerdo internacional, incluido el Nafta, si benefician a México y a los mexicanos”, añadió.

Llevar la revisión a la época de las elecciones mexicanas añadiría otra cuota de complejidad política y sólo serviría para profundizar los temores de que México pierda el acceso a su mayor mercado exportador, Estados Unidos. El peso mexicano se ha depreciado más del 7% frente al dólar desde que Trump llegó a la presidencia en tanto los inversionistas apuestan a que su promesa de reducir el déficit comercial de Estados Unidos con su vecino del sur perjudicará la economía. El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo el mes pasado que prolongar las conversaciones hasta principios de 2018 sería “inyectar irresponsablemente incertidumbre tras incertidumbre”.

Fuente: Hoy Digital

Deja una respuesta