Deloitte: ¿por qué el déficit comercial con EEUU?

A prácticamente 10 años de la entrada en vigencia el DR-CAFTA, ¿por qué el saldo comercial entre República Dominicana y Estados Unidos se ha vuelto más deficitario?

Esa es la pregunta que se hacen muchos que pensaban que la firma de un acuerdo comercial, por sí sola, incrementaría de manera mágica las exportaciones y reduce las importaciones.

“La realidad es que un acuerdo comercial te da acceso preferencial a nuevos mercados, pero para exportar más e importar menos se necesitan otros factores que complementen” el TLC vigente con los Estados Unidos y Centroamérica.

Nassim José Alemany, socio de Economía de la firma Deloitte en la República Dominicana, señala que algunos sectores pueden tener “quejas legítimas sobre algunas disposiciones del tratado, pero a nivel agregado, el persistente déficit comercial radica en la composición” del mismo.

En el gráfico se observa la estructura del balance comercial de bienes de República Dominicana con los Estados Unidos para los últimos 10 años.

En la parte superior están todos los bienes con saldo positivo (las exportaciones son mayores a las importaciones), y en la parte inferior los deficitarios (importaciones mayor a exportaciones).

A simple vista se puede observar que el mayor componente del déficit se debe a las importaciones de petróleo (derivados y aceites) desde los Estados Unidos. Solamente por ese concepto se generó un déficit de casi US$1,500 millones en el año 2016.

A éste le sigue el saldo negativo por las importaciones de maquinarias y repuestos (US$670 millones), y en tercer lugar las de vehículos (US$490 millones).

Estos tres grupos representan un 47% de todas las partidas que cerraron con déficit el año pasado. Hace 10 años, este trío sólo representaba el 33% del déficit total.

Superávit parcial

República Dominicana ha logrado incrementar el superávit con los EEUU gracias a las exportaciones de equipos médicos, textiles, tabaco y calzados.

Estas cuatro partidas representan unos US$2,100 millones del superávit neto.

“La próxima vez que piense en el déficit comercial con los EEUU y la manera fácil de cerrarlo, piense en esas tres grandes partidas: petróleo, maquinarias y vehículos. También piense en cómo sustituirlo”, apunta Alemany.

Fuente: Acento

Deja una respuesta