Advierte comercio con Haití cambia a informal

La prohibición que mantiene Haití a 23 productos dominicanos vía terrestre ha generado un desplazamiento del comercio hacia la informalidad y el contrabando.
La afirmación fue hecha ayer por el ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, al ser entrevistado luego de que el sacerdote Lucas Lafleur oficiara una misa con motivo del cincuenta aniversario de la institución.

Del Castillo Saviñón dijo que muchos de los 23 productos no han podido ir por la vía marítima hacia Haití y probablemente estén cruzando la frontera de manera ilegal.

La restricción de Haití promueve el incremento de la informalidad y el contrabando, aseguró.

Recordó que la frontera, que está poco controlada, apenas tiene cuatro puntos formales de comercio y más de 50 puntos donde se han detectado algún tipo de comercio informal.

Expresó que las exportaciones de los productos afectados han disminuido y que el año pasado cayó en cerca de US$400 millones, debido a la medida del Gobierno haitiano. Rehusó referirse al impacto que ha tenido en este año la restricción de los productos criollos.

Señaló que ha habido acercamiento sin éxito con las autoridades de Haití, pero recordó que el país tiene un problema institucional y ha convocado elecciones para octubre.

“Todas las medidas adoptadas por Haití violan el protocolo que se firmó con el entonces ministro de Industria y Comercio haitiano, Wilson Laleau”, dijo el funcionario.

Indicó que Haití no ha contestado satisfactoriamente a los reclamos que ha hecho el Gobierno dominicano de que cesen las medidas restrictivas del comercio.
Por otro lado, Del Castillo Saviñón dijo que si el DR-Cafta no hubiera estado en vigencia, las exportaciones dominicanas hubiesen decaído de manera estrepitosa.
El sector agropecuario, dijo, dirige la mayoría de sus exportaciones al principal mercado del mundo: Estados Unidos.

Expresó que existen sectores sensibles que ante al desmonte de productos que se prevé para el 2020, sobre todo del sector agrícola, tienen los temores normales de competir con productos que en Estados Unidos están subsidiados.

“Estamos hablando de la leche, arroz, cebolla, azúcar y ajo, productos que en 2020 terminan con el proceso de desgravación”, dijo el ministro de Industria y Comercio.

Consideró que el deseo de revisar esa parte del DR-Cafta es válido y legítimo, pero se debe contar con el apoyo de los países centroamericanos.

El país debe desarrollar una estrategia para conquistar los mercados asiáticos, debido a su crecimiento en el consumo.

Por: Ubaldo Guzmán Molina

Fuente: Periódico Hoy

Deja una respuesta