Enero de 2016: desmonte arancelario a 8% para el pollo y el arroz

Desde este mes, la canasta “V” (compuesta por un grupo de productos sensibles de la agricultura como los muslos de pollo y el arroz) en el tratado de libre comercio firmado por el país con Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta) comienza su primera desgravación arancelaria en un 8% sobre la tarifa aduanal base de 99% acordada en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Para los fines del acuerdo, el DR-Cafta establece cuotas de importación con un desmonte de 8% también para la canasta “F”, que incluye a la leche en polvo y al queso mozarella.

Aunque el desmonte se aplicará de manera lenta para estos productos sensibles, y se trabaja internamente con comisiones agropecuarias para elevar la competitividad local, la producción se hace costosa ante el alto componente de importación de las materias primas y equipos para la fabricación o procesamientos de los distintos bienes del agro, a  lo que se suma el ligero incremento, pero sostenido, de la tasa de cambio.

La desgravación arancelaria que inicia este año 2016, que es el undécimo de la firma del tratado Dr-Cafta, aplica, además de los los muslos de pollo, el arroz, y el queso mozarella, al yogurt y la leche en polvo; desmonte que se irá haciendo gradual hasta el año 2025 cuando estos bienes entrarán totalmente libres de impuestos.

Las cuotas
Este año podrán entrar 50 toneledas métricas (TM) más que en el año anterior de muslos de pollo, es decir, 1,050 TM con cero arancel. Esta categoría pertenece a la canasta “V”, y según establece el convenio comercial, a partir de esa cantidad las importaciones de este producto pagará un 91.1% de arancel que antes estaba en 99%.

El país negoció sobre la base del arancel consolidado en la OMC.

El tocino entra libre de tarifa aduanal, al igual que los trozos y despojos de pollo. Para la carne de pavo se establece una cuota de 7,350 TM .

La cuota que entra libre en leche en polvo, que pertenece a la canasta “F”, aumenta de 5,400 TM a 5,560 TM libre a arancel. Fuera de cuota se aplicará una tarifa de 50.54% que irá desmontándose en un 10% del arancel base acordado que fue de 56%.

La leche líquida entra libre, el queso cheddar, helado, y mantequilla entran libre. El queso mozarella aumenta su cuota a 263 TM a 250 TM, es decir 13 TM más y fuera de esta cuota paga 18% de arancel, con lo que reduce su arancel base.

El yogurt tiene una cuota de 210 TM.

El arroz descacarillado aumenta de 3,400 TM a 3,540 TM y el arroz semiblanqueado tendrá una cuota de 14,160 TM, con igual tratamiento para los demás incluidos en la categoría 1006 del arancel.

En cuanto a los contingentes (volúmenes de importación), de carne bovina, este año se establece una cuota de 2,000 TM, es decir, 100 TM más que en 2015 que fue el año 10 del DR-Cafta.

En “trimiming” de carne bovina entrarán 20 TM más que en 2015, para unas 420 TM. En carne de cerdo se establece la entrada de 8,000 TM, para unas 500 TM más que en el pasado año.

Los compromisos asumidos en el DR-Cafta permitirá la entrada este año de varios contingentes de productos sensibles del agro, que fueron protegidos hasta el 2020 y el 2025, lo que obliga a ver el tema.

Balanza comercial sigue deficitaria
El DR-Cafta fue firmado en agosto de 2005, luego de varias reuniones con los sectores productivos y tres rondas de negociaciones, una en el país, otra en Puerto Rico y la última en Washington.  En los tres encuentros participaron los negociadores de cada país involucrado (EE.UU., de Centroamérica y República Dominicana). El primero en poner el acuerdo en vigor fue El Salvador en el 2006 y en adelante los demás fueron asumiendo los compromisos sobre la base de esa fecha. En adelante, las naciones han sacado provecho de una u otra forma del convenio, pero en el caso de República Dominicana, la mayor fortaleza que se exhibió fue el haber logrado el mayor flujo de inversión extranjera directa y una mayor fortaleza institucional, que hoy se pone a prueba. En materia de comercio, el país no ha logrado ponerse a la par o elevar más su comercio con Estados Unidos, en parte por factores externos, pero también por temas internos que deben revaluarse, a juicio de expertos.

Por: Cándida Acosta

 Fuente: Listín Diario

 

Deja una respuesta