Precios de los alimentos bajaron un 0,8 % en Latinoamérica en abril

SANTIAGO DE CHILE.- Los precios de los alimentos en Latinoamérica bajaron un 0,8 % en abril, 0,4 % menos que el mes anterior, informó este jueves en Santiago la oficina regional de la FAO.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el descenso se explica por la estabilidad que ha alcanzado el precio del dólar y el retroceso del valor del petróleo a nivel mundial.

De los países monitoreados, en Panamá, Honduras y República Dominicana se observaron tasas negativas de inflación alimentaria.

En El Salvador y México la inflación alimentaria fue menor a la de marzo. Costa Rica, Guatemala y Nicaragua durante abril presentaron un aumento en las tasas de inflación alimentaria de 0,4, 0,2 y 1,1 puntos porcentuales, respectivamente.

De los países analizados de América del Sur, en Bolivia y Paraguay, por segundo mes consecutivo, se registraron tasas negativas en abril.

Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay presentaron una disminución en sus tasas de inflación alimentaria respecto a marzo. En cambio, Chile, Ecuador y Perú mostraron una tasa de inflación mayor a la del tercer mes del año.

Los precios de los cereales registraron una caída en su índice de un 1,3 % respecto del mes anterior, explicado en parte por la baja en los valores del trigo a causa de su abundancia y una baja demanda.

Por otro lado, el precio de los lácteos registró una variación negativa en abril con un 6,7 % y también una variación negativa interanual de 31,4 %, impulsado principalmente por las cotizaciones de la leche en polvo y la mantequilla.

También, el precio del azúcar presentó una disminución de 1,3 % en comparación con el mes anterior, situación que responde principalmente a una mayor cosecha a la esperada en Brasil, el principal productor y exportador de este bien.

El índice de precios de aceites cayó levemente un 1% en comparación con el mes anterior, debido a los movimientos que han presentado las cotizaciones del aceite de palma a raíz de una producción mayor a la esperada en Indonesia y Malasia, además de una débil demanda de importaciones.

El precio de la carne de res incidió de forma positiva en la inflación en seis de los países monitoreados de la región.

En Nicaragua el precio de la carne de res sin hueso presentó un alza de 2,8 % y en Guatemala mostró una subida del 1,9 %. En Honduras el bistec fresco o refrigerado subió un 1,8 %, mientras que en Argentina el alza de otras carnes rojas frescas fue de 1,6 %. En Colombia la carne tuvo una variación de 1,4 %.

El pollo, por su parte, aumentó en un 2,4 % en México y tuvo disminuciones significativas en Bolivia y República Dominicana, siendo estas de 7,4 % y 9,8 %, respectivamente.

El índice de precios de la FAO se basa en un seguimiento del costo de los cinco alimentos básicos en el mercado internacional: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta