La UE presiona a China para cerrar un acuerdo comercial este año

La UE ha insistido este lunes en la cumbre con China en que la negociación comercial con Pekín avance y se pueda pasar de “intenciones y palabras” a logros concretos con el objetivo de cerrar un acuerdo antes de final de año que garantice el acceso de las empresas europeas en el mercado chino en igualdad de condiciones.

Así lo han expresado los líderes comunitarios tras la cumbre con China que ha reunido virtualmente a la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del presidente del Consejo, Charles Michel, con el primer ministro chino, Li Keqiang, y el presidente, Xi Jinping.

El encuentro ha estado marcado por las demandas europeas para mayor reciprocidad en materia comercial, a la vez que ha reiterado su posición sobre Derechos Humanos y la situación en Hong Kong.

“Está muy bien compartir perspectivas y tener distintos puntos de partida, pero esperamos que se dé un paso adelante y se eleven las negociaciones a un nivel político más alto”, ha señalado Von der Leyen en rueda de prensa tras la cumbre, para fijar como objetivo que se pueda cerrar el acuerdo sobre inversiones con China antes de que finalice el año.

“Tenemos la intención de trabajar juntos, tenemos las palabras escritas en documentos, pero tenemos que ver que hay un progreso real en los temas en los que tenemos distintas opiniones”, ha subrayado la conservadora alemana. A su juicio, si esto no es posible, será “difícil” desarrollar la agenda con China para 2025, el marco político y económico en el que trabajan Bruselas y Pekín y que regirá las relaciones los próximos años.

De su lado, Charles Michel ha pedido también más “liderazgo político” a Pekín para dejar claro que es “esencial” para la UE avanzar en aspectos concretos de las relaciones comerciales con el gigante asiático.

“Es esencial arrojar más transparencia, la competencia justa es necesaria y espero que en los próximos meses se puedan hacer más progresos. “Va a ser difícil, no somos ingenuos pero es fundamental para nuestras empresas tener un acceso justo al mercado chino y que haya reciprocidad”, ha destacado el expremier belga.

De todas maneras, el contacto entre la UE y China ha sido “abierto y amistoso”, según los mandatarios europeos, dejando claro que resulta imposible diseñar el “mundo de mañana” sin una relación fuerte con China, por eso el bloque comunitario insta a China a acelerar el vínculo y llegar al nivel de ambición que quiere Bruselas.

La UE vigilará la situación en Hong Kong

Por otro lado, preguntado por la violación de Derechos Humanos en China o la polémica reforma de seguridad que Pekín quiere imponer a Hong Kong, Michel ha insistido en que la diplomacia europea ha reaccionado siempre rápidamente a los acontecimientos en el enclave chino y que seguirá vigilando de cerca la situación para reclamar que se respeten los derechos de los hongkoneses.

Von der Leyen ha señalado que la UE durante la cumbre ha sido clara en su perspectiva de que una imposición de la ley de seguridad en Hong Kong “no es conforme al sistema del territorio, ni a las leyes internacionales”.

“Socava claramente el principio de ‘un país, dos sistemas’ y la autonomía de Hong Kong que queremos que siga en pie”, ha añadido la líder del Ejecutivo comunitario, insistiendo en que Pekín debe reconsiderar esta reforma.

Relación compleja con Pekín

La cumbre ha dejado a las claras las complejas relaciones que mantienen Bruselas y Pekín, que se ven atravesadas por las discrepancias en materia de Derechos Humanos y por el papel asertivo de China en la arena internacional, con la situación en Hong Kong como conflicto que mejor ejemplifica esas diferencias.

Para la UE, el gigante asiático es un “socio negociador, un competidor económico y un rival sistémico”, ha señalado Von der Leyen, quien ha apuntado que la relación debe mirarse desde ese prisma y teniendo esos elementos en cuenta. “Esto muestra que no es una relación fácil, pero en la que estamos trabajando”, ha añadido.

Pese a que Bruselas ha tratado con Pekín las discrepancias comerciales y el abismo existente en temas de Derechos Humanos, lo cierto es que de la cumbre no han salido unas conclusiones ni una declaración conjunta, instrumentos que usa la UE para alinear su visión con sus socios en distintas materias.

Por: Europa Press

Fuente: Periódico El Dinero