Exportar tiene sus riesgos; firman acuerdo para evitar productores sean engañados

Exportar tiene sus riesgos; firman acuerdo para evitar productores sean engañados

Para un productor o empresario colocar sus productos en tierras extrajeras tiene sus riesgos, desde el transporte hasta que el comprador no quiera pagar. Recientemente la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) y la empresa estadounidense Blue Book Services firmaron una alianza con el propósito de facilitar información comercial y crediticia a las empresas con las cuales República Dominicana hace negocios.

“En los últimos 30 días nosotros hemos recibido tres quejas de socios nuestros que han exportado a los Estados Unidos y no le han pagado y no le quieren pagar. Nosotros hacemos esfuerzos para conseguirles compradores, le venden y luego algunos compradores buscan cualquier clase de argumento para no pagar. Te dicen que el producto llegó dañado, que no llegó a tiempo, te dicen que tenía una plaga”, explicó Osmar Benítez, presidente ejecutivo de la JAD.

Asegura que ante las quejas de pequeños agricultores estuvo en los Estados Unidos hace tres semanas y se reunió con representantes de Blue Book para que le dieran el servicio al país “porque nosotros no queremos que se sigan engañando a los exportadores dominicanos, pequeños agricultores pobres, que cuando pierden un contenedor de 10,15 o 20 mil dólares, lo pierden todo”.

“Para los exportadores dominicanos que vendemos en los Estados Unidos o en Canadá, para nosotros saber con quién estamos negociando, para saber quién es nuestra contraparte en esos mercados simplemente tenemos que acudir al sistema de información comercial y crediticia que nos brinda Blue Book y esto nos permite de inmediato tener el historial completo de la empresa con la cual estamos negociando”, indicó.

De su lado, el presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), Álvaro Sousa Sevilla, los riesgos pueden ser muchos. Desde un punto de vista, digamos, de tiempo de transporte, o sea, si el producto es perecedero o no.

“Si es perecedero necesita que el producto llegue en un tiempo prudente para que no se dañe. Si no es perecedero, pues, no hay problema. En el caso mío te puedo decir que son no perecederos y yo nunca he tenido problemas en el momento del transporte; quizás, en una sola ocasión, un contenedor se hundió en un barco y eso es uno en 15 años. Eso es para que tengas una idea de qué tan seguro o no es el tema del transporte”, expresó el empresario.

Advierte que en el momento del pago es algo a lo que un exportador debe prestarle mucha atención, pues, es un riesgo porque el vendedor determina si lo entrega a crédito o no. Pero también, hay que saber de dónde provienen los fondos, por lo que se debe tener la forma de validarlos de “si vienen o no del lavado o de negocios ilícitos”.

“Esto es algo donde uno debe tener siempre los ojos puestos y que te paguen, si tú lo cobraste al contado, pues perfecto, y si lo diste a crédito, que ese dinero puedan pagarlo a tiempo y que no te dejen enganchado porque ese es un riesgo que tú también te puedes tomar”, explica Álvaro Sousa.

Otro de los riesgos que se toman es el proceso de la calidad, que el producto cuando llegue al destino, el cliente entienda que no es la calidad que compró, lo que puede generar un rechazo.

Por: Joaquín Caraballo

Fuente: Diario Libre

Comentarios

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar

wpDiscuz

Información de contacto

  • Universidad INTEC. Edif. Ercilia Pepín
    Ave. Los Próceres, Jardines del Norte
    Santo Domingo, República Dominicana

  • Tel: 809 567 9271 Ext. 356/226/731

  • info[@]odci.org.do

Copyright © Observatorio Dominicano de Comercio Internacional